El libre comercio: una apuesta a la desigualdad

29100615554_cf094b45cd_k

Foto: Presidencia RD —Flickr

Corría el mes de junio de 1998, cuando la Conferencia Internacional del Trabajo, reunida en Ginebra, congregaba a los representantes de gobiernos, empleadores y trabajadores, para examinar un proyecto que terminaría siendo conocido como la Declaración de los Principios y Derechos Fundamentales de los Trabajadores.

En los intensos debates que se suscitaron, los países altamente industrializados, encabezados por los Estados Unidos, exigían con énfasis el respeto a los derechos de los trabajadores y condiciones dignas de trabajo. Para un observador aguzado –especialmente para un discípulo de Juan Bosch a quien se le ha enseñado que, en política, siempre es más importante lo que no se ve, lo que se esconde bajo las apariencias de buenas intenciones– resultaba extraño que una nación como los Estados Unidos que no había ratificado los convenios de la OIT sobre libertad sindical y negociación colectiva se erigiera, de pronto, en adalid de la causa de los trabajadores. La expresión de uno de los ardorosos defensores del proletariado, si se me permite la ironía, vino a develar el misterio: “era necesario impedir el dumping social”. Continuar leyendo

Seguridad social: la hora del llanto y crujir de dientes

El pasado 24 de julio marcharon unos 700 mil chilenos  y el 10 de agosto, hace apenas dos semanas, 1 millón 300 mil más salieron a las calles con pancartas y cartelones escritos con una sola consigna: ¡No+AFP! Esto es: No Más Administradoras de Fondos de Pensiones. Gigantescas manifestaciones simultáneas en las calles de las principales ciudades de Chile le dijeron a su Gobierno que pusiera fin al régimen de las AFP.

¿Por qué se repudiaban las AFP? Hombres y mujeres que pasaron toda una vida trabajando y dependiendo de su salario para vivir y sostener a sus familias; que con esfuerzos y sacrificios levantaron a sus hijos, que esperaban al final de sus carreras técnicas y profesionales una vida digna y sosegada, retirados en la paz del hogar, resueltas las necesidades más perentorias que impone la ancianidad; de súbito se enteraron que las AFP les otorgaban unas pensiones que ni siquiera les proporcionaban un mínimo para mal vivir. Terminada su vida útil a los sesenta o sesenta y cinco años, ni siquiera recibían un cuarenta por ciento del salario que devengaban al momento de optar por la jubilación. Continuar leyendo

A apretar el acelerador social

28295537416_908165888b_k
Foto: Presidencia de la República —flickr

El país se ha transformado. Ha cambiado. Ahora en menos de dos horas llegamos a Bávaro y Punta Cana por una superautopista. Para ir a Samaná y Las Terrenas, ya no tenemos que dar todo un rodeo de largas horas por la carrerera Duarte, atravesar San Francisco de Macorís y luego marchar hasta la península. Hoy tomamos la autovía Juan Pablo II y en un par de horas estamos disfrutando de las maravillas de esa zona turística. Si queremos ir a Baní, en menos de una hora lo hacemos y, en la actualidad, si tomamos rumbo a Puerto Plata y la Línea Noroeste, ya no es necesario cruzar Santiago y envolvernos en su pesado tráfico, pues lo haremos por la circunvalación.  Continuar leyendo

16 de Agosto de 2015

monu

Se conmemora un nuevo aniversario del Grito de Capotillo. Aquel día del año 1863, un grupo de patriotas encabezado por el coronel Santiago Rodríguez –a quien en su obra sobre la Restauración Pedro M. Archambault califica como jefe de la revolución– cruzaron la frontera desde Haití y tomaron el cerro de Capotillo para al despuntar el alba izar el pabellón tricolor arriado desde marzo de 1861, cuando Pedro Santana lo desconoció para dar paso a la anexión a España. Continuar leyendo

Primero de mayo

7681000744_8692dc0e78_h

Celebramos un nuevo 1 de Mayo, Día Internacional del Trabajo, en recuerdo y homenaje a los llamados Mártires de Chicago, quienes fueron ajusticiados por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas al día. La huelga, iniciada el 1 de mayo de 1886, se transformó en la revuelta de Haymarket, reprimida violentamente por las fuerzas policiales, y a partir de entonces, por decisión del Congreso Obrero Socialista celebrado en París en 1889, este día es celebrado en casi todo el mundo en reconocimiento a la lucha denodada de la clase obrera. Continuar leyendo