Solo para jóvenes

Desde pequeño, siempre fui amante de los libros. Tal vez porque siendo hijo de un hogar con un padre contrario a la tiranía de Trujillo, el clima sofocante de la época me forzaba a refugiarme en la lectura, para evadir cualquier desliz en la comunicación con relacionados y amigos que pudiera afectar a mi familia. El hábito lo he conservado durante toda mi vida y no me acuesto sin leer la página de algún libro. Hoy, se puede acceder a la lectura con más facilidad que nunca. Ya no es solo el libro impreso que se compra en una librería, sino que la vía electrónica nos permite recurrir a amazon.com para adquirirlo o sencillamente leerlo desde la propia pantalla, especialmente si tenemos a mano un iPad.

¿Cuál libro me recomienda para leer? Es una pregunta que frecuentemente me hacen mis jóvenes amigos. Y siempre les digo que en cada libro pueden encontrar una enseñanza. Los clásicos griegos, por ejemplo, nos conducen hasta esa cultura y nos permiten conocer el mundo helénico. Recuerdo muy vivamente la impresión que me causó, siendo estudiante del bachillerato, leer las tragedias de Sófocles, Esquilo y Eurípides, y las comedias de Aristófanes. De ahí a leer la historia de Atenas, Esparta, las Guerras Púnicas y Médicas, fue un solo paso. Pero ¿cómo no recordar las lecturas peligrosas bajo la tiranía de Trujillo? Se trataba de obras en cuyas páginas se vertían criterios incendiarios contra el despotismo. Como El hombre mediocre, de José Ingenieros y Las Catilinarias, de Juan Montalvo. Al Quijote de La Mancha lo disfruté desde muy joven. Desde entonces lo he vuelto a leer en múltiples oportunidades, siempre encontrando en sus páginas una lección a seguir, como la que dio Don Quijote a Sancho Panza sobre el arte de impartir justicia, cuando lo hizo gobernador de la Ínsula de Barataria. Víctor Hugo, con Los miserables, me llenó de indignación al comprobar la explotación de los pobres del París del siglo XIX. Es una novela memorable, de gran intensidad, que tuve la suerte de leer no solo traducida, sino en su idioma original.

Luego están los novelistas del siglo XX y, en especial, los latinoamericanos del realismo mágico, como Gabriel García Márquez, con sus Cien años de soledad, El amor en los tiempos del cólera y El General en su laberinto. Igualmente, Mario Vargas Llosa, con La casa verde, Conversación en La Catedral, y La guerra infinita.

Son muchos los autores dominicanos que recomendaría leer y estudiar. Ahí están La sangre de Tulio Cesteros; Siluetas, de Miguel Angel Garrido; Over, de Ramón Marrero Aristy; y El Masacre se pasa a pie, de Freddy Prestol Castillo. Estas son obras de naturaleza social, pero no hay que olvidar que también tenemos buenos novelistas, cuentistas, historiadores, ensayistas y poetas, con publicaciones que deben leerse. Naturalmente, como discípulo que fui del profesor Juan Bosch, me inclino a recomendar su vasta producción. Su Composición social dominicana, es la interpretación científica de la historia de nuestro país; De Cristóbal Colón a Fidel Castro: El Caribe, frontera imperial, nos muestra el devenir histórico de la región geográfica en donde nos ha tocado nacer y vivir; y luego están sus ensayos, como el estudio de El Feudalismo y La historia de los pueblos árabes; sus estudios bíblicos, como David, biografía de un rey o Judas Iscariote, el calumniado. Y no olvidemos sus cuentos, que por algo fue siempre considerado por la crítica como uno de los mejores exponentes de este género en América Latina y el mundo.

Son muchas las ocupaciones que demanda la Vicepresidencia de la República, pero siempre encuentro el tiempo para fijar mi vista en las páginas de un libro. No importa el género del que se trate, pues siempre hallaré en sus folios una enseñanza. Eso sí, y lo aprendí de mi padre desde niño: lo que se comienza debe terminarse. Por eso, aunque me parezca aburrido el tema de que trata o no me identifique con los planteamientos del autor, siempre he finalizado el libro cuya lectura he iniciado.

10 comentarios en “Solo para jóvenes

  1. Joaquín Almonte

    Leer al parecer le da una visión más amplia de la vida; yo también quiero aprender mucho y hacer algo por la sociedad en la que vivo. Por eso voy a seguir su ejemplo y a leer más de lo que hago ahora. Así voy a ampliar mi visión de las cosas y hacer más por mis semejantes.

  2. José Raúl de la Cruz

    Un gran artículo para consumo de solo de los jóvenes, sino también para los menos jóvenes, espero que sirva de estímulo para todos para que dediquemos parte de nuestro tiempo a enriquecernos con la lectura.!Bien doctor, así se hace Patria¡

  3. Gracias por sus consejos Sr. Vice-presidente. Leer también nos hace olvidar las penas y melancolías, especialmente cuando se está lejos de casa (Rep. Dom.). Es usted un modelo a seguir, estoy segura que seguirá velando por el bienestar de todo el necesitado sin importar el color de preferencia. Dios siempre lo bendiga a usted, su familia y todo su equipo……..

  4. Rafael Vasquez (Slinger)

    Rafael Alburquerque ha sido para mi un verdadero ejemplo a seguir!!!

  5. ¡Adelante, Joaquín! El país necesita jóvenes que piensen así como tú.

    José Raúl, gracias por comentar mi artículo. Te invito a continuar desarrollando tu pasión por la lectura, que puede ofrecer tanto conocimiento como diversión.

    Nelly, muy hermosas tus palabras, me recuerdan mis días de estudiante en París. A veces uno se siente solo, pero no debe amilanarse. Anímate, emprende proyectos, piensa positivo y sigue adelante.

    Slinger, muchas gracias, nuevamente.

  6. Cuando se lee, todo tu mundo cambia, todas tus palabras se moderan, tienes mas conocimientos y ayudas tu vida a ser mas sabia, mas exacta. La lectura es un don, es una forma de vivir, pero mas aun, es un buen camino a la superación social y personal. “Leer es Vivir”

  7. Timoteo, gracias por tu comentario. En tan sólo tres líneas lograste decir grandes verdades.

  8. Mauricia Cuevas Ledesma

    Esto es muy bueno para la mente de los jovenes del pais y el mundo. att:yamilet

  9. Mauricia Cuevas Ledesma

    El ministerio de salud publica una institucion importante para el pais.
    En haiti hay un brote de colera y que
    ha cobrado mas de 135 muertes en esa nacion. att: yamilet

  10. Yamilet, desde el Ministerio de Salud Pública se está dando un seguimiento muy cercano y continuo al brote de Cólera. Esta es una enfermedad nueva para el país por lo cual se están tomando medidas de prevención drásticas y a gran escala para evitar que se produzcan muertes en la República Dominicana.

    Gracias por sus comentarios. Ciertamente, en los jóvenes de todo el mundo está la esperanza de la humanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s