Las dos razones para mi precandidatura

Para nadie es un secreto que la administración del presidente Fernández ha sido beneficiosa para los dominicanos y dominicanas. No se puede tapar el sol con un dedo.

Durante el período más reciente, de 2007 a 2010, la época de la mayor crisis financiera mundial desde la Gran Depresión de la década de 1930, según muchos economistas, nuestro país registró un crecimiento promedio de su economía de un 6.1%. En el año 2009, el peor de la crisis, en el que países como los Estados Unidos de América decrecía un 6% y doblaba su tasa de desempleo, República Dominicana tuvo un crecimiento de 3.5%, el más alto de América Latina y el Caribe.

Estos y una serie de datos similares no son simples cifras oficiales, han sido reportadas en informes de organismos internacionales, como la CEPAL, el PNUD y el Banco Mundial. Tampoco son cantidades abstractas; como consecuencia de ellas hay avances muy concretos para la población. Por ejemplo, además de la gran cantidad de importantes obras de infraestructura en las ciudades y campos de nuestro país, hay 74 mil familias, es decir, unas 370 mil personas, que han incrementado su Índice de Calidad de Vida; están las 216 mil madres que hoy envían sus hijos a la escuela en lugar de mandarlos a desempeñar trabajos peligrosos; está el más de medio millón de nuevos empleos creados entre 2004 y 2010; y los 4 millones 100 mil personas protegidas hoy por la Seguridad Social. Estas son apenas algunas muestras; la lista es muy larga, pero no es el tema de este breve artículo.

Es evidente, entonces, para cualquiera que esté interesado en el progreso del país, que la visión de desarrollo de una administración que haya obtenido esa clase de logros debe continuar. No podemos olvidar que lo contrario representó una experiencia muy amarga para nuestro país, durante el período 2000-2004.

Así pues, esta necesidad de continuar, desarrollar y profundizar la obra del presidente Fernández, es la primera razón que me hizo tomar la decisión de lanzarme a la precandidatura. El haber sido honrado con la confianza del doctor Leonel Fernández por dos períodos vicepresidenciales me coloca en una posición única y muy aventajada en cuanto a conocimiento y a experiencia, no sólo de la puesta en ejecución de la política social del Gobierno, sino del manejo inteligente y exitoso de la economía en tiempos de crisis global.

Naturalmente, no es suficiente con la confianza del Presidente. Son las bases del Partido de la Liberación Dominicana quienes tienen la última palabra en el caso de una precandidatura y es el pueblo dominicano en su conjunto, en las elecciones nacionales. Y lo cierto es que, para mi propio asombro, el respaldo que he recibido en los meses recientes es abrumador. Proviene de todos los sectores de la vida nacional y se ha estado manifestando a diario, en todas las formas posibles, desde mucho antes que hubiera considerado siquiera la posibilidad de ser precandidato. Esta es la segunda razón para mi decisión.

En términos personales y como político, me siento en el deber de responder a esta confianza en mi persona, en mis intenciones y en mi capacidad. En mi larga carrera política he tenido la fortuna de trabajar muy de cerca con los dos líderes de mayor trascendencia histórica que nuestro país ha dado a luz, para beneficio de los dominicanos y las dominicanas: Juan Bosch y Leonel Fernández. Dos estadistas y políticos brillantes; dos hombres de honestidad probada, tanto en sus intenciones, como en su accionar. Es tiempo ya de hacer mi propio aporte al progreso de la República Dominicana.

5 comentarios en “Las dos razones para mi precandidatura

  1. Dr. Alburquerque, justificadas coherentemente están sus razones para abrir paso a su pre-candidatura. Ciertamente usted sabe que los pueblos se llenan de escepticismo cuando sus políticos le traicionan de forma constante. Yo podre ejercer mi derecho al sufragio democrático por primera vez en estás elecciones nacionales, sin embargo es posible si no muero antes que le apoye en su pre-candidatura y eso no es verdaderamente por nuestra simple amistad, porque creo que eso se debe hacer concientemente y tenga seguro que he analizado todo de forma detenidamente desde los puntos más insignificantes, pienso en mi país primero. Apoyo su artículo en totalidad a excepción de la comparación de Fernández y Bosch por ser él último desde mi punto de vista subjetivo coloso sin paralelo en la filantropía y en lo intelectual.

    Reciba mis saludos y mi apoyo.

  2. Dario Contreras

    distimguido. Dr.Rafael alburque, excelentisimo vice-presidente de la republica dominicana,apreciado Dr.alburquerque creo que si el presidente no va a una nueva re- postulacion,quien mas confiable para dirigir los destinos del pais que usted, espero que si usted es el candidato,el pueblo dominicano sepa apreciar, que usted sin temor a equivocarme seria el mejor candidato,para dirigir los destinos de esta nacion, tenga usted la segurida que contara con mi apoyo, el de mi cb de base y toda mi familia. exitos

  3. FRANCIS VASQUEZ

    Compañero Rafelito, desde allende los mares apoyo tu decisión de presentar esa precandidatura y valoro en su justa dimensión tus dos razones para lanzarte al ruedo. Son miles de peledeístas que hemos emulado, con nuestro accionar por la vida, a nuestro líder histórico profesor Juan Bosch; pero con tu comportamiento ético y moral, con tu ejemplar vida pública y privada, sin lugar a dudas, te colocas como uno de los discípulos más aventajado de Don Juan.

    Los peledeístas, nos sentiremos honrados de tenerte como nuestro candidato a la Presidencia de la República en el 2012. Cuenta con mi voto y el de los míos.

    Francis Vasquez
    Madrid, España.

  4. Apreciado Dr. Alburquerque. Mi saludo afectuoso y lleno de gratos recuerdos. Le aliento a seguir adelante. Aprovecho para reconocer la calidad y personalización de este blog. Cómo puede darle el tiempo para tanto? Por su vía mis saludos a toda su familia. Dios le bendiga!!

  5. Lic. Marciano Gómez

    Como en ocasiones anteriores le manifiesto mi aprecio, respeto y hasta lo coloco como poco funcionario público honesto y probo, pero no comparto el que se venda como logro que un millón cuatrocientos mil personas dependa de una ayuda de la presidencia de la república, me parece mejor como recomendé en comentarios anteriores crear micro empresa para que estos ciudadanos y ciudadanas pueda producir por cuenta propia y así incremental la producción de bienes y servicios.

    Finalmente le propongo Sr. Vicepresidente que de usted ser electo candidato y posteriormente presidente piense seriamente en esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s