Seguridad social: la hora del llanto y crujir de dientes

El pasado 24 de julio marcharon unos 700 mil chilenos  y el 10 de agosto, hace apenas dos semanas, 1 millón 300 mil más salieron a las calles con pancartas y cartelones escritos con una sola consigna: ¡No+AFP! Esto es: No Más Administradoras de Fondos de Pensiones. Gigantescas manifestaciones simultáneas en las calles de las principales ciudades de Chile le dijeron a su Gobierno que pusiera fin al régimen de las AFP.

¿Por qué se repudiaban las AFP? Hombres y mujeres que pasaron toda una vida trabajando y dependiendo de su salario para vivir y sostener a sus familias; que con esfuerzos y sacrificios levantaron a sus hijos, que esperaban al final de sus carreras técnicas y profesionales una vida digna y sosegada, retirados en la paz del hogar, resueltas las necesidades más perentorias que impone la ancianidad; de súbito se enteraron que las AFP les otorgaban unas pensiones que ni siquiera les proporcionaban un mínimo para mal vivir. Terminada su vida útil a los sesenta o sesenta y cinco años, ni siquiera recibían un cuarenta por ciento del salario que devengaban al momento de optar por la jubilación. Continuar leyendo

A apretar el acelerador social

28295537416_908165888b_k
Foto: Presidencia de la República —flickr

El país se ha transformado. Ha cambiado. Ahora en menos de dos horas llegamos a Bávaro y Punta Cana por una superautopista. Para ir a Samaná y Las Terrenas, ya no tenemos que dar todo un rodeo de largas horas por la carrerera Duarte, atravesar San Francisco de Macorís y luego marchar hasta la península. Hoy tomamos la autovía Juan Pablo II y en un par de horas estamos disfrutando de las maravillas de esa zona turística. Si queremos ir a Baní, en menos de una hora lo hacemos y, en la actualidad, si tomamos rumbo a Puerto Plata y la Línea Noroeste, ya no es necesario cruzar Santiago y envolvernos en su pesado tráfico, pues lo haremos por la circunvalación.  Continuar leyendo

El cargo cesa, pero la responsabilidad no termina nunca

El Vicepresidente de la República Dominicana, doctor Rafael Alburquerque, se dirige al país con motivo del término de la administración 2008-2012 que encabezó junto al presidente Leonel Fernández Reyna.

Domingo 20 de mayo

En la era de la información que vivimos, en esta larga campaña electoral no han faltado datos sobre las propuestas de nuestro candidato ni tampoco sobre la gestión de Gobierno encabezada por el doctor Leonel Fernández. Ya para nadie es un secreto las condiciones en que encontramos el país en 2004 y las condiciones en que lo entregaremos al próximo Gobierno en el mes de agosto.

Nuestro gobierno no tuvo la oportunidad que tendrá Danilo de “continuar lo que está bien”, ya que nada estaba bien. Así, nos concentramos en corregir el desastre encontrado y avanzar de manera bastante significativa en áreas como la estabilidad económica, protección social, salud, educación, infraestructura y modernización del Estado. Y los resultados están a la vista de todos aquellos que quieran mirar.

Pasado mañana, domingo 20 de mayo, todos los ciudadanos y ciudadanas de la Patria tenemos no sólo un derecho que ejercer, sino un deber que cumplir.

Como miembro del PLD —pero también como dominicano— apoyo sin reservas la candidatura del compañero Danilo Medina; por muchas razones, pero sobre todo porque tengo plena confianza en que cumplirá su palabra de enfatizar más aún los programas de protección social, a fin de continuar cerrando la brecha entre ricos y pobres en la República Dominicana.

Quiero invitar a todas las personas que han respaldado el Gobierno del presidente Fernández y a todos quienes me han manifestado de una u otra forma su apoyo durante los años recientes a presentarse el domingo en sus respectivos colegios electorales y a asegurar que sus amigos, familiares y allegados también lo hagan. Y a votar con entusiasmo, pero a la vez con la serenidad que da la certeza de que nuestro país nunca más dará marcha atrás.

Saludamos a los trabajadores y trabajadoras en su día

El Derecho del Trabajo tiene como finalidad esencial la protección del trabajador. Sus normas intentan limitar o compensar las desigualdades sociales y económicas que se derivan del régimen capitalista y de la subordinación jurídica del asalariado. Empleadores y trabajadores no tienen derechos y obligaciones idénticas o equivalentes. Las normas que integran esta rama del derecho tienen un carácter de disparidad en beneficio del trabajador.

Rafael Alburquerque
Introducción a los Sujetos del Derecho del Trabajo.

…………………………………………………………………
Entradas relacionadas:
.
Primero de Mayo, Día Internacional del Trabajo