Concluye V Encuentro de Vicepresidentes en Guatemala

El pasado 19 de noviembre culminó el V Encuentro de Vicepresidentes de Centroamérica, Belice y República Dominicana que, con el tema Población y Desarrollo, sesionó durante dos días en Ciudad de Guatemala.

Antecedentes

El quinto encuentro, desde que se conformó el foro de vicemandatarios, fue inaugurado por el presidente guatemalteco Álvaro Colom en el Palacio Nacional de la Cultura, ubicado en el centro histórico de esta capital. Los encuentros de vicepresidentes se iniciaron con la coordinación del vicepresidente de Guatemala, Rafael Espada.

El III Encuentro se celebró en julio de 2010 en nuestro país y el siguiente, el pasado febrero en San Salvador. El próximo encuentro tendrá lugar en Honduras, con el tema de políticas Niñez y Juventud.

Además del anfitrión Espada, participaron los vicepresidentes Rafael Alburquerque (República Dominicana), Salvador Sánchez Cerén (El Salvador), Víctor Hugo Barnica (Honduras), Alfio Piva Mesén (Costa Rica) y el delegado Alfredo Martín Martínez (Belice).

Al encuentro también asistieron, con un informe sobre la situación actual centroamericana y los retos de sus Gobiernos, representantes del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Declaración conjunta

Al finalizar la reunión los vicepresidentes suscribieron una declaración conjunta con los resultados de las conversaciones.

En ella expresaron, entre otros planteamientos, que el desarrollo debe entenderse desde una perspectiva de equidad social y de género, con prioridad en la inversión para el desarrollo de las mujeres y los niños y la necesidad de invertir en políticas públicas de educación, salud, empleo, prevención de violencia, capacitación y tecnología que propicien el bienestar de los sectores más vulnerables.

Acordaron, además, revisar las políticas de gasto social, con miras a lograr la inclusión social y la reducción de la pobreza y la desigualdad; y llamaron a impulsar acciones conjuntas para enfrentar el cambio climático que comienza a golpear a la región y que, por sus efectos devastadores en víctimas e infraestructura, agudizaría la pobreza.

Intervención del doctor Alburquerque

En su participación en el foro regional, el vicepresidente de la República Dominicana, doctor Rafael Alburquerque, manifestó que –con un 47% de la población incluido en el Sistema Dominicano de la Seguridad Social– nuestro país ocupa un lugar privilegiado entre los países de América Latina y el Caribe en materia de salud y seguridad social.

“Estos indicadores son fundamentales, en apenas 7 años hemos integrado al Sistema de la Seguridad Social a cerca de 4 millones 7 mil personas, lo que se traduce en un aumento del índice de desarrollo humano en materia de salud” —dijo el Vicemandatario.

En su informe, el Vicepresidente mencionó, además, el aumento de la superficie boscosa de la República Dominicana y de las áreas protegidas, aunque reconoció que el país debe hacer más efectivo el manejo de esas áreas, la aplicación de la ley y la educación ambiental. El vicemandatario se refirió al 86% de la población con acceso al agua potable; y también a la reciente promulgación de la ley que organiza el Sistema Nacional de la Inversión Pública y que establece un instrumento de planificación para evitar el crecimiento demográfico desordenado y la disparidad urbano-rural en el acceso a los servicios y oportunidades económicas, ya que en nuestro país sólo tres provincias concentran el 43% de la población.

La Orden de los Cinco Volcanes

Como parte de los actos protocolares del V Encuentro, el Gobierno de Guatemala condecoró a los Vicepresidentes con la Orden de los Cincos Volcanes en el grado de Gran Cruz, el más alto reconocimiento que hace el gobierno de Guatemala a un dignatario extranjero, en reconocimiento a sus esfuerzos a favor de la integración de los países de Centroamérica y el Caribe.

Durante la ceremonia de condecoración, el vicepresidente Alburquerque recibió el alto honor de manos del vicepresidente Rafael Espada, quien destacó el compromiso social del doctor Alburquerque y sus esfuerzos por establecer un régimen de bienestar social que abarque a todos los países del área.

“Este es un reconocimiento que llevaré con orgullo, y quiero decirle que la imposición de la orden de los Cinco Volcanes, más allá de la solemnidad de estos actos protocolares, para nuestro pueblo y para mí implica un compromiso de seguir trabajando por el bienestar de los habitantes de nuestra región, para que haya más empleos y menos pobreza, más educación y menos desigualdad social” —expresó el Vicepresidente.

Cumbre de Cancún devuelve esperanza a la humanidad

El doctor Rafael Alburquerque dijo que los acuerdos firmados en Cancún representan la esperanza de la humanidad y el compromiso del liderazgo internacional de continuar realizando esfuerzos para hacer del planeta un lugar más habitable. El Vicepresidente hizo esta afirmación luego de participar en la XVl Cumbre sobre el Cambio Climático que se llevó a cabo en Cancún, México, y en la cual estuvieron representados 194 países.

En la madrugada del sábado 11 de diciembre los participantes firmaron el Acuerdo de Cancún sobre el Cambio Climático en el que se establece como compromiso la reducción de los gases con efecto de invernadero entre un 25 y un 40 por ciento por debajo de los niveles del año 1990, el mantenimiento del Acuerdo de Kioto hasta el año 2012, así como la creación de un Fondo Verde de 100 mil millones de dólares para mitigar los efectos del cambio climático en los países de pequeñas economías.

El doctor Alburquerque declaró que aunque los acuerdos firmados no llenaron las expectativas de todos los países presentes, este representa una esperanza y un avance hacia la concreción de un gran acuerdo de todos los países, que permita la reducción de las emisiones de gases con efecto de invernadero, principal causa del calentamiento global.

“Señores el planeta está enfermo, su temperatura se encuentra en estos momentos por encima de los 40 grados y el compromiso de todos es reducirla para, de esta forma, garantizarle un planeta seguro a las futuras generaciones” enfatizó, Alburquerque en consonancia con lo que fue el espíritu de la introducción al evento, que recoge el video a continuación.

Si piensas que no hay nada que puedas hacer tú para contribuir con la salud de nuestro planeta, piénsalo de nuevo, luego de ver los videos de este enlace.

El doctor Alburquerque representa al presidente Fernández en Suiza y Colombia

En Montreux

La República Dominicana fue acogida como miembro observador de pleno derecho de la Organización Internacional de la Francofonía, integrada por más de 49 países y Estados francófonos, y cuyas credenciales fueron recibidas por el vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, quien representó al presidente Leonel Fernández en el marco de la Décimo Tercera Cumbre de Presidentes, Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada del 23 al 24 de octubre en la ciudad de Montreux, Suiza

El doctor Alburquerque, en sus palabras ante el cónclave, destacó el compromiso del Gobierno del presidente Fernández en la defensa de la paz y la diversidad cultural.

También se refirió a varias coincidencias históricas que justifican la participación del país en dicho Foro, entre las que citó el hecho de que hoy en día nuestro Código Civil sigue siendo una emanación del Código Civil Francés, y todos los juristas dominicanos aprenden obligatoriamente la lengua de Molière y Víctor Hugo al principio de sus carreras universitarias.

Se refirió, además, a la presencia de Francia en la isla de Santo Domingo, la cual data de más de 4 siglos, y afirmó que la llegada de los bucaneros y filibusteros franceses se produjo concomitante con la de los colonizadores españoles.

Las actividades de la Organización Internacional de la Francofonía se centran en la difusión cultural, educación, apoyo a la democracia, estrechar los lazos de colaboración entre sus pueblos y promover las nuevas tecnologías

En Cartagena

El doctor Rafael Alburquerque llegó ayer martes 26 a Bogotá, Colombia, procedente de Montreux, Suiza, para encabezar la delegación oficial dominicana que participaría en la Décimo Segunda Cumbre de Jefes de Estado y Gobierno del Mecanismo del Diálogo y la Concertación de Tuxtla. A su arribo a Bogotá, el Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, le distinguió solicitándole que le acompañara en el avión presidencial hasta la ciudad de Cartagena de Indias, donde se celebró la Cumbre.

En esta oportunidad, el Mecanismo de Tuxtla se centró en los temas de fortalecimiento de la institucionalidad, migración, seguridad, energía, medioambiente y cambio climático; así como los asuntos económicos, comerciales, financieros, cooperación para el desarrollo y la solidaridad entre los Estados miembros ante catástrofe naturales.

Además de los presidentes de Colombia y República Dominicana, en la referida Cumbre participaron representantes de México, Guatemala, El Salvador, Panamá, Honduras, Costa Rica y el vice primer ministro de Recursos Naturales de Belice. En el acto de clausura se conmemoró el Quincuagésimo aniversario del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA).

El Mecanismo de Diálogo y Concertación de Tuxtla, establecido en 1991 en la ciudad de Tuxtla del Estado de Chiapas, México, tiene un componente fundamental de concertación y diálogo político, y otro de cooperación.

Frente al cambio climático: Adaptación, mitigación, transparencia y financiamiento

Ayer concluyó en Santo Domingo el V Foro Latinoamericano y Caribeño de Carbono. Se trata del evento internacional de mayor importancia, y el principal espacio hemisférico para negociaciones que marquen nuevos rumbos en las estrategias y medidas para reducir el efecto invernadero en el planeta. El evento fue organizado por la Comisión Nacional de Cambio Climático, en coordinación con el Banco Mundial, la Asociación Internacional de Comercio de Emisiones (IETA), la Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), el Centro Riso del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (URC), el Banco Interamericano de Desarrollo y la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). A continuación, transcribimos el discurso del vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, durante la apertura del Foro.

Señoras y Señores:

Es un honor para mí participar en este prestigioso foro y sumarme al distinguido grupo de líderes de las naciones que lo integran. Nos congregamos aquí en Santo Domingo porque el cambio climático representa un grave y creciente peligro para nuestros pueblos. No estarían hoy aquí si no estuvieran convencidos, como yo, de que este peligro es real. Es ciencia, no ficción. El cambio climático desenfrenado representa la mayor amenaza de la humanidad en el siglo XXI, y un peligro inaceptable para nuestra sobrevivencia, nuestras economías y nuestro planeta. De eso estamos muy conscientes.

Entonces, la interrogante que se nos presenta ya no es el carácter del desafío: es nuestra capacidad de hacerle frente. Si bien la realidad del cambio climático no está en duda, nuestra capacidad de tomar medidas colectivas sí lo está, y depende de ella.

La comunidad internacional tiene 15 años debatiendo la problemática del cambio climático en el ámbito de las Naciones Unidas para avanzar en la concertación de un acuerdo climático justo y equitativo, con cuyos resultados estemos conformes todos, países desarrollados y en vía de desarrollo, ricos y pobres, pero, sobre todo, resultados orientados a la defensa de la vida y los medios que la sustentan.

Nuestra delegación participa en el proceso de negociación llena de entusiasmo y deseos de cooperación como firme defensora del principio de responsabilidad común pero diferenciada. Estuvo en Copenhague el pasado año y estará en Cancún en la COP16 este año, no para señalar culpables, pues estamos conscientes que somos los herederos de los errores que otros cometieron en el pasado. No obstante, entendemos que llegó la hora de reparar y compensar. La forma en que hemos organizado el desarrollo humano ha demostrado ser ineficiente; definitivamente no es equitativo y terminará afectándonos a todos, pero con mayor impacto a los países más vulnerables, como la República Dominicana.

Para avanzar en el proceso de negociación y llegar a un consenso con respecto al nuevo régimen climático pos 2012, debemos adoptar una serie de medidas estratégicas.

En primer lugar, las principales economías deben presentar propuestas nacionales decisivas, que reduzcan sus emisiones y comenzar a revertir la situación con respecto al cambio climático. Nos complace que muchos países desarrollados ya han presentado sus metas de reducción de emisiones. Pero no ha sido suficiente para alcanzar el necesario 25% de reducción de emisiones a partir de 2012, como lo establece el IPCC. Necesitamos alcanzar objetivos significativos, objetivos ambiciosos. Y estoy seguro de que el mundo desarrollado cumplirá la promesa de reducir sus emisiones en más de un 80 por ciento para el 2050, conforme a lo establecido por la ciencia.

En segundo lugar, debemos tener un mecanismo bajo la Convención para vigilar el cumplimiento con lo prometido y compartir esta información de manera transparente. Estas medidas no deben interferir ni atentar contra la soberanía de ningún país, por grande o pequeña que sea su economía. Sin embargo, deben garantizar que el convenio sea digno de crédito y que cumplamos con nuestras obligaciones, pues sin ese grado de responsabilidad, todo acuerdo sería palabras vanas en papel.

No sé cómo se logra un acuerdo internacional en el que todos no compartamos información y garanticemos el cumplimiento de nuestros compromisos. No tiene sentido. No sería una victoria de la humanidad.

En tercer lugar, debemos tener financiamiento que ayude a los países en desarrollo, particularmente a los menos desarrollados y más vulnerables, a adaptarse al cambio climático. A partir de Copenhague se creó un mecanismo de financiación de inicio-rápido (fast-start funding), que otorgaría hasta $10,000 millones en el 2012. Con posibilidades mediante un esfuerzo mundial para movilizar $100,000 millones en financiamiento para el 2020, hasta el momento el mundo en desarrollo no ha visto los «desembolsos rápidos». Es cada vez más urgente la adaptación a los efectos del cambio climático. La manera inteligente en que nos adecuemos a estos nuevos tiempos e impactos marcará el éxito de sobrevivencia de nuestras sociedades, ecosistemas y especies, a través de la adaptación obligada.

Adaptación, Mitigación, Transparencia y financiamiento. Es una fórmula clara; una que se ciñe al principio de soluciones colectivas, pero con respuestas y capacidades diferenciadas. Y constituyen un acuerdo significativo, uno que nos lleva más lejos de lo que hasta ahora hemos llegado como comunidad internacional.

Solo quiero decirles que se nos está acabando el tiempo. Estamos seguros que muchos consideran que esta fórmula que he descrito es imperfecta. Ningún país logrará todo lo que desea. Hay algunos países en desarrollo que quieren ayuda incondicional y sin obligaciones en cuanto a la transparencia. Piensan que los países más avanzados deben pagar un precio más alto. Hay algunos países avanzados que piensan que los países en desarrollo no pueden absorber esta asistencia, o que no será posible hacerlos rendir cuentas efectivamente, y que los países de más rápido crecimiento en emisiones del mundo deben asumir una mayor responsabilidad.

Conocemos las fallas porque hemos sido prisioneros de ellas durante muchos años. Estas conversaciones internacionales se han llevado a cabo esencialmente durante casi dos décadas, y tenemos muy poco que mostrar por ello, aparte de una aceleración creciente del fenómeno del cambio climático.

Señoras y señores, la humanidad vivió, hace apenas dos años una crisis a escala planetaria sin precedentes: la crisis financiera.

La manera diligente con que se ha enfrentado el colapso del sistema financiero internacional, nos indica aquello que siempre ha estado en boca de los pueblos, de que: «cuando se quiere, se puede».

Para resolver la crisis climática que tenemos de frente queda poco tiempo. Es necesario vencer todos los intereses particulares, todas las resistencias y todos los obstáculos, si queremos ejecutar el Plan de Acción de Bali y dar una respuesta satisfactoria al planeta y la humanidad, necesitamos que con carácter de urgencia se asuman las tareas del desarrollo económico y social de los pueblos afectados por la pobreza, el hambre, las enfermedades, el analfabetismo y los eventos climáticos extremos.

Hoy, señoras y señores, estamos llamados a interponer el interés común por encima del individual, debemos repensar la forma en que nos desarrollamos y cómo nos relacionamos con la Naturaleza. Ningún delegado en esta sala debe refugiarse en los detalles como mecanismo para evadir los compromisos, y este ejercicio de construcción de ciudadanía ambiental responsable debe tener éxito, de lo contrario las futuras generaciones podrían catalogarlo como fallido.

La única esperanza de revertir la actual situación de crisis climática que prevalece en el mundo radica en las decisiones valientes, sabias y oportunas que desde este prestigioso foro mundial podamos proponer y adoptar en la COP16. Los pueblos del mundo aguardan por estas decisiones. Están conscientes que su derecho a una vida digna, honorable y alegre depende de eso. No les defraudemos. Actuemos con justicia, con valentía, con sentido de la historia y con visión de futuro.

Muchas gracias.

Más información sobre el V Foro Latinoamericano y Caribeño de Carbono.

Octubre, Mes de la Reforestación Nacional

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El doctor Rafael Alburquerque dijo que aunque es muy significativo que se escogiera todo un mes para promover la reforestación nacional, el Ministerio de Medio Ambiente trabaja todos los días del año con ese fin. Dicha fecha, apuntó, sirve para enfatizar el deber que tiene el país de cuidar y evitar el deterioro de los recursos naturales, así como los posibles problemas que puedan originar fenómenos como el cambio climático.

Durante su gestión en la Vicepresidencia, y antes, en el hoy Ministerio de Trabajo, Rafael Alburquerque siempre apoyó las Jornadas de Reforestación. En 1988, cuando dirigió la Secretaría de Estado de Trabajo, participó directamente en la reforestación de las lomas del paraje La Cumbre, en la provincia Monseñor Nouel. Sobre ese particular, dijo con cierto orgullo: “al pasar por allí siempre comento a los que me acompañan que yo estuve en ese lugar, en esas lomas detrás del destacamento de la autopista Duarte, y ayudé a que esas montañas estén hoy totalmente verdes”.

Al concluir el acto de apertura del Mes de la Reforestación Nacional, a orillas del río Ozama, el doctor Alburquerque, en su función de Vicepresidente de la República, y el ministro de Medio Ambiente, Jaime David Fernández Mirabal, realizaron una siembra simbólica de árboles y encabezaron un recorrido por los humedales del río Ozama, las lagunas de Eneas y otros afluentes del área, junto a estudiantes y autoridades civiles, militares y municipales del país y de la zona.

En la actividad también estuvieron presentes el director del Plan Quisqueya Verde, José Enrique Báez, y el síndico del Municipio Santo Domingo Norte, Francisco Fernández.

………………………………………………………………………
Fotos del slideshow por gentileza de Karen Bix –flickr.