Concluye V Encuentro de Vicepresidentes en Guatemala

El pasado 19 de noviembre culminó el V Encuentro de Vicepresidentes de Centroamérica, Belice y República Dominicana que, con el tema Población y Desarrollo, sesionó durante dos días en Ciudad de Guatemala.

Antecedentes

El quinto encuentro, desde que se conformó el foro de vicemandatarios, fue inaugurado por el presidente guatemalteco Álvaro Colom en el Palacio Nacional de la Cultura, ubicado en el centro histórico de esta capital. Los encuentros de vicepresidentes se iniciaron con la coordinación del vicepresidente de Guatemala, Rafael Espada.

El III Encuentro se celebró en julio de 2010 en nuestro país y el siguiente, el pasado febrero en San Salvador. El próximo encuentro tendrá lugar en Honduras, con el tema de políticas Niñez y Juventud.

Además del anfitrión Espada, participaron los vicepresidentes Rafael Alburquerque (República Dominicana), Salvador Sánchez Cerén (El Salvador), Víctor Hugo Barnica (Honduras), Alfio Piva Mesén (Costa Rica) y el delegado Alfredo Martín Martínez (Belice).

Al encuentro también asistieron, con un informe sobre la situación actual centroamericana y los retos de sus Gobiernos, representantes del Fondo de Población de las Naciones Unidas.

Declaración conjunta

Al finalizar la reunión los vicepresidentes suscribieron una declaración conjunta con los resultados de las conversaciones.

En ella expresaron, entre otros planteamientos, que el desarrollo debe entenderse desde una perspectiva de equidad social y de género, con prioridad en la inversión para el desarrollo de las mujeres y los niños y la necesidad de invertir en políticas públicas de educación, salud, empleo, prevención de violencia, capacitación y tecnología que propicien el bienestar de los sectores más vulnerables.

Acordaron, además, revisar las políticas de gasto social, con miras a lograr la inclusión social y la reducción de la pobreza y la desigualdad; y llamaron a impulsar acciones conjuntas para enfrentar el cambio climático que comienza a golpear a la región y que, por sus efectos devastadores en víctimas e infraestructura, agudizaría la pobreza.

Intervención del doctor Alburquerque

En su participación en el foro regional, el vicepresidente de la República Dominicana, doctor Rafael Alburquerque, manifestó que –con un 47% de la población incluido en el Sistema Dominicano de la Seguridad Social– nuestro país ocupa un lugar privilegiado entre los países de América Latina y el Caribe en materia de salud y seguridad social.

“Estos indicadores son fundamentales, en apenas 7 años hemos integrado al Sistema de la Seguridad Social a cerca de 4 millones 7 mil personas, lo que se traduce en un aumento del índice de desarrollo humano en materia de salud” —dijo el Vicemandatario.

En su informe, el Vicepresidente mencionó, además, el aumento de la superficie boscosa de la República Dominicana y de las áreas protegidas, aunque reconoció que el país debe hacer más efectivo el manejo de esas áreas, la aplicación de la ley y la educación ambiental. El vicemandatario se refirió al 86% de la población con acceso al agua potable; y también a la reciente promulgación de la ley que organiza el Sistema Nacional de la Inversión Pública y que establece un instrumento de planificación para evitar el crecimiento demográfico desordenado y la disparidad urbano-rural en el acceso a los servicios y oportunidades económicas, ya que en nuestro país sólo tres provincias concentran el 43% de la población.

La Orden de los Cinco Volcanes

Como parte de los actos protocolares del V Encuentro, el Gobierno de Guatemala condecoró a los Vicepresidentes con la Orden de los Cincos Volcanes en el grado de Gran Cruz, el más alto reconocimiento que hace el gobierno de Guatemala a un dignatario extranjero, en reconocimiento a sus esfuerzos a favor de la integración de los países de Centroamérica y el Caribe.

Durante la ceremonia de condecoración, el vicepresidente Alburquerque recibió el alto honor de manos del vicepresidente Rafael Espada, quien destacó el compromiso social del doctor Alburquerque y sus esfuerzos por establecer un régimen de bienestar social que abarque a todos los países del área.

“Este es un reconocimiento que llevaré con orgullo, y quiero decirle que la imposición de la orden de los Cinco Volcanes, más allá de la solemnidad de estos actos protocolares, para nuestro pueblo y para mí implica un compromiso de seguir trabajando por el bienestar de los habitantes de nuestra región, para que haya más empleos y menos pobreza, más educación y menos desigualdad social” —expresó el Vicepresidente.

Las dos razones para mi precandidatura

Para nadie es un secreto que la administración del presidente Fernández ha sido beneficiosa para los dominicanos y dominicanas. No se puede tapar el sol con un dedo.

Durante el período más reciente, de 2007 a 2010, la época de la mayor crisis financiera mundial desde la Gran Depresión de la década de 1930, según muchos economistas, nuestro país registró un crecimiento promedio de su economía de un 6.1%. En el año 2009, el peor de la crisis, en el que países como los Estados Unidos de América decrecía un 6% y doblaba su tasa de desempleo, República Dominicana tuvo un crecimiento de 3.5%, el más alto de América Latina y el Caribe.

Estos y una serie de datos similares no son simples cifras oficiales, han sido reportadas en informes de organismos internacionales, como la CEPAL, el PNUD y el Banco Mundial. Tampoco son cantidades abstractas; como consecuencia de ellas hay avances muy concretos para la población. Por ejemplo, además de la gran cantidad de importantes obras de infraestructura en las ciudades y campos de nuestro país, hay 74 mil familias, es decir, unas 370 mil personas, que han incrementado su Índice de Calidad de Vida; están las 216 mil madres que hoy envían sus hijos a la escuela en lugar de mandarlos a desempeñar trabajos peligrosos; está el más de medio millón de nuevos empleos creados entre 2004 y 2010; y los 4 millones 100 mil personas protegidas hoy por la Seguridad Social. Estas son apenas algunas muestras; la lista es muy larga, pero no es el tema de este breve artículo.

Es evidente, entonces, para cualquiera que esté interesado en el progreso del país, que la visión de desarrollo de una administración que haya obtenido esa clase de logros debe continuar. No podemos olvidar que lo contrario representó una experiencia muy amarga para nuestro país, durante el período 2000-2004.

Así pues, esta necesidad de continuar, desarrollar y profundizar la obra del presidente Fernández, es la primera razón que me hizo tomar la decisión de lanzarme a la precandidatura. El haber sido honrado con la confianza del doctor Leonel Fernández por dos períodos vicepresidenciales me coloca en una posición única y muy aventajada en cuanto a conocimiento y a experiencia, no sólo de la puesta en ejecución de la política social del Gobierno, sino del manejo inteligente y exitoso de la economía en tiempos de crisis global.

Naturalmente, no es suficiente con la confianza del Presidente. Son las bases del Partido de la Liberación Dominicana quienes tienen la última palabra en el caso de una precandidatura y es el pueblo dominicano en su conjunto, en las elecciones nacionales. Y lo cierto es que, para mi propio asombro, el respaldo que he recibido en los meses recientes es abrumador. Proviene de todos los sectores de la vida nacional y se ha estado manifestando a diario, en todas las formas posibles, desde mucho antes que hubiera considerado siquiera la posibilidad de ser precandidato. Esta es la segunda razón para mi decisión.

En términos personales y como político, me siento en el deber de responder a esta confianza en mi persona, en mis intenciones y en mi capacidad. En mi larga carrera política he tenido la fortuna de trabajar muy de cerca con los dos líderes de mayor trascendencia histórica que nuestro país ha dado a luz, para beneficio de los dominicanos y las dominicanas: Juan Bosch y Leonel Fernández. Dos estadistas y políticos brillantes; dos hombres de honestidad probada, tanto en sus intenciones, como en su accionar. Es tiempo ya de hacer mi propio aporte al progreso de la República Dominicana.

Cumbre del SICA aprueba iniciativas dominicanas

El vicepresidente dominicano es recibido en el Aeropuerto Internacional de San Salvador por un batallón de la Guardia Presidencial y recibe los honores de estilo, entre los cuales se entonan ambos himnos patrios.

Los países miembros del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) y la República Dominicana, como Estado asociado, aprobaron en su sesión de ayer la propuesta del presidente Leonel Fernández de crear un fondo internacional para la prevención y mitigación de desastres y posteriores acciones de reconstrucción. Acordaron presentarla como resolución de este organismo regional ante la Asamblea de las Naciones Unidas y en la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático que se celebrará en Cancún a partir del próximo 29 de noviembre.

Se acogió, además, la iniciativa del mandatario dominicano de celebrar un encuentro de Jefes de Estado y de Gobierno en Santo Domingo, a fin de coordinar esfuerzos para el combate al narcotráfico y el crimen organizado en la región.

El vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, presentó ambas propuestas. Expresó que aunque Centroamérica y el Caribe han sido siempre regiones vulnerables a los huracanes y tormentas, la frecuencias de estos fenómenos ha aumentado debido al cambio climático, con los consecuentes efectos adversos para el desarrollo social y económico de los países de la región.

Indicó que la tormenta Agatha, el primer fenómeno atmosférico de la temporada ciclónica presente, afectó considerablemente la región y dejó cientos de personas muertas y heridas; así como daños cuantiosos a la infraestructura y la producción.

“Los recursos que tenemos que dedicar a la educación, producción de alimentos y al desarrollo los hemos tenido que desviar ahora hacia la reconstrucción de nuestras infraestructura, debido al impacto de las tormentas tropicales. Estas tormentas y los recientes terremotos de Haití y Chile evidencian que no hay país ni región exenta del impacto de estos desastres naturales y que es necesario el accionar solidario de nuestras naciones para enfrentar estos acontecimientos”, señaló.

Añadió que es clara la necesidad de un compromiso para impulsar iniciativas que aseguren una eficiente gestión financiera de riesgos de desastres naturales y cambio climático, para que los países de la región puedan enfrentarlos adecuadamente.

La Cumbre extraordinaria del SICA se llevó a cabo en San Salvador. Los Jefes de Estado y de Gobierno participantes analizaron temas vinculados con la seguridad, política social, integración económica e institucionalidad regional. Asimismo, dieron seguimiento a los puntos aprobados en la más reciente reunión de este organismo, celebrada en Panamá el pasado mes de junio: la situación del narcotráfico y la vulnerabilidad de las naciones latinoamericanas ante los fenómenos naturales y el cambio climático.

…………………………………………………………………
Entradas relacionadas:
.
Inicia III Encuentro Regional de Vicepresidentes
El porqué de los Encuentros Regionales de Vicepresidentes
Resultados del III Encuentro de Vicepresidentes