La política social del Gobierno Dominicano

Les presentamos un resumen de la segunda entrega de la serie de foros Rendición de cuentas al pueblo dominicano, producido por la Presidencia de la República Dominicana.

El video recoge la comparecencia ante el país, el pasado 13 de marzo, del Vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque. Acompañan al también coordinador del Gabinete de Políticas Sociales los principales ejecutivos del área social.

La serie corresponde a un deseo del presidente Leonel Fernández de extender la rendición de cuentas, que hiciera ante la Asamblea Nacional el 27 de febrero de 2012, a todo el pueblo dominicano, esta vez con mayor detalle y de labios de los funcionarios directamente responsables de las diferentes áreas del Gobierno.

8 de Marzo

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El secretario general de las Naciones Unidas, señor Ban Ki-moon, ha declarado que el lema oficial para el Día Internacional de la Mujer del presente año es “Habilitar a la Mujer Campesina y Acabar con el hambre y la pobreza”.

En nuestro país, esta declaración es mucho más que un lema.

El Gobierno del presidente Leonel Fernández ha venido trabajado arduamente en este sentido en los últimos 8 años. Fruto de políticas sociales adecuadas y de la coordinación intersectorial entre programas como Solidaridad y los sectores Salud, Mujer, Agropecuaria y Educación, entre otros, se han hecho avances significativos, precisamente en los renglones que menciona el Secretario General.

Habilitar a la Mujer Campesina

En los últimos ocho años, el Gobierno dominicano ha llevado a cabo innumerables acciones y programas sociales para beneficio de la población rural.

Diferentes rubros de la agropecuaria, como carne, pollo, huevos, arroz, habichuelas y leche registraron en este período incrementos en su producción de entre un 18% y un 97%. Gracias a la protección de los bosques naturales, y a la reforestación realizada por Plan Nacional Quisqueya Verde, han mejorado significativamente las condiciones de vida de miles de familias campesinas, generando empleos y atenuando los efectos del cambio climático.

Un ejemplo concreto de esta mejoría fue la sustitución, en el caso de 4 mil hogares de Elías Piña y Pedernales, de fogones y anafes por estufas de gas licuado con sus respectivos cilindros. De esta manera se ha avanzado otro paso en la modernización, las mujeres necesitarán dedicar menos tiempo diario a la cocina, a la vez que se contribuye a la protección de nuestros bosques.

Otro ejemplo lo fue el Proyecto de Alfabetización de Adultos de la Región Enriquillo, cuyos participantes fueron en un 90% mujeres, de las cuales un 70% provenía de zonas rurales. Esta sola acción redujo en un 4% la tasa de analfabetismo en una de las regiones en que este indicador era de los más altos del país.

Acabar con el hambre y la pobreza

El Programa Solidaridad, de transferencias condicionadas, fue creado en 2005, con casi 194 mil hogares beneficiarios. Estas transferencias, como su nombre lo indica, son condicionadas, es decir que sólo se reciben mientras el o la titular cumpla con ciertas responsabilidades relacionadas con garantizar la asistencia de los hijos a la escuela y la de los hijos y mujeres embarazadas del hogar a chequeos periódicos en los centros de salud correspondientes.

Existen otras corresponsabilidades, pero éstas son las que contribuyen de modo más directo al propósito del Programa: romper con la transmisión intergeneracional de la pobreza.

En la actualidad, Solidaridad se ha expandido en un 412%, beneficiando hoy a un total de 800 mil familias pobres. De éstas, 610 mil reciben la transferencia Comer es Primero, para la compra de alimentos y todas las familias que tienen hijos matriculados en la escuela reciben el Incentivo a la Asistencia Escolar. Estas 610 mil familias representan nada menos que el 76% de los hogares pobres de todo el país, de acuerdo a datos del BID.

No resulta sorprendente, entonces, que la inversión anual del Gobierno de unos 11 mil millones de pesos en programas sociales dirigidos a eliminar la pobreza, estén dando sus frutos. En 2004 el índice de pobreza en nuestro país era de 43%, al que se le sumaba un 16% de la población en condiciones de indigencia. A finales del año pasado, la pobreza se había reducido a un 32.5% y la indigencia a un 9.3%.

Un dato que pocas veces se menciona, pero que en un día como hoy no debe pasar desapercibido es que dos de cada tres beneficiarios titulares del Programa Solidaridad son mujeres.

Agua y educación para Pedernales

Es difícil determinar –entre agua y educación– cuál es más importante para la supervivencia y el desarrollo de una comunidad. De ahí que esta semana, en compañía de la ministra de educación, licenciada Josefina Pimentel y el director del INAPA, ingeniero Mariano Germán, entre otros funcionarios, el Vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, se trasladó al Sur Profundo para dejar inaugurados dos sistemas de agua potable y un liceo técnico.

Los acueductos fueron rehabilitados y ampliados con una inversión gubernamental superior a 168 millones de pesos, para abastecer las necesidades de los residentes de los municipios de Oviedo y Pedernales. Ambos representan el cumplimiento de una promesa realizada por el presidente Leonel Fernández en el marco de los diálogos populares impulsados por el Gobierno.

Por su parte, la obra de ampliación y remodelación del Liceo Técnico Luis Medrano González incluyó la construcción de cinco nuevas aulas, un área administrativa, biblioteca, dos laboratorios de informática y uno de ciencias, cancha con su gradería, área cívica, salón multiusos, cocina y dos huertos para la práctica de técnicas agrícolas.

Para beneficio directo de 1,330 estudiantes de educación media, la obra contó con una inversión de 28 millones de pesos. Al igual que en el caso de los acueductos, representa el cumplimiento de una promesa del presidente Fernández a la comunidad de Pedernales.

Solidaridad: el principal logro del Gobierno, asegura ASISA

Una encuesta a una muestra de 11,530 votantes potenciales, fue realizada en las 32 provincias del país entre el 12 y 16 de octubre pasado por la firma ASISA Research Group, incluyendo indicadores de aprobación del actual gobierno.

El estudio revela que en cuanto a los mayores logros de la presente administración, los encuestados consideran en primer lugar a la tarjeta Solidaridad, con un 27.8% delas menciones; en segundo lugar, al Metro de Santo Domingo, con un 15.1%; y la educación en tercer lugar, alcanzando un 11.7% de las menciones.

Por otra parte, con respecto a la confianza de los dominicanos en el futuro del país, el 66.5% de los encuestados afirma tener confianza en que las cosas en el país van a mejorar en el futuro cercano.

ASISA Research Group es una agencia de origen dominicano que realiza estudios de mercado y opinión en mas de 50 ciudades del continente. Inició sus operaciones en 1988 y es actualmente una de las principales empresas de su rama en el área del Caribe. Cuenta con clientes en más de 20 países y realiza estudios de mercado y de opinión pública para más de 150 empresas e instituciones locales y multinacionales.

Solidaridad: líder de la nueva generación de programas de transferencias condicionadas


En el barrio de La Gallera, en las afueras de Santo Domingo, cientos de niños y jóvenes pasan el día en las calles, ajenos a los grupos de turistas que recorren el centro de la ciudad. A pesar de las altas tasas de desempleo y de la situación de pobreza, la vida transcurre tranquila. Dayana Gómez, una joven del barrio, embarazada de su cuarto hijo, nos cuenta del programa de transferencias condicionadas llamado “Solidaridad”. “Antes de que existiera el programa, mi marido y yo teníamos problemas para llegar a fin de mes. Las cosas no son fáciles acá y menos con una familia a tu cargo”.

La historia de la familia Gómez no es muy diferente de las de otros cientos de miles de hogares en la República Dominicana. Pero muchas de esas historias están cambiando desde que se lanzó Solidaridad, un programa con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) mediante el cual más de 500 mil familias en situación de pobreza reciben transferencias de efectivo de la red de protección social del Gobierno dominicano, a cambio de que estas cumplan con una serie de responsabilidades en el ámbito de la salud y la educación.

“Ahora, al menos tengo suficiente para comprar las cosas básicas para la casa y mis hijos están yendo a la escuela”, continúa Gómez. “También los llevo al centro de salud cuando el doctor nos los dice. El mayor, que tiene 14, acaba de empezar la secundaria”, comenta Gómez.

El programa Solidaridad, que en la actualidad beneficia al 76% de los hogares en extrema pobreza del país, se ha convertido en la principal herramienta de inversión en capital humano entre esta población desfavorecida.


Así comienza el artículo llamado “Transferencias ayudan a dominicanos.| Programa Solidaridad, contribuye a reducir la pobreza en República Dominicana a más de 500 mil familias”, publicado hace cuatro días en el sitio web del BID.

En el documental producido por el BID, Ignez Tristao, economista brasileña con un doctorado en Economía de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, y las especialidades de Economía de la Salud y Economía laboral, de la División de Protección Social del BID, afirma que:

República Dominicana, después de sus dos años de trabajo, está liderando la nueva generación de programas de transferencia condicionada. Eso nos demuestra que los programas de tranferencia condicionada pueden llegar más allá que solamente aumentar el uso de servicios; realmente pueden tener resultados, en términos de mejorar la salud de las personas, la salud de los niños, la salud de las mujeres embarazadas y realmente mejorar el conocimiento que los jóvenes y niños pueden tener en la escuela.

El Programa Solidaridad, bajo la dirección del licenciado Fernando Reyes Castro, es parte fundamental del Gabinete de Políticas Sociales, a cargo del vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque.