Rafael Alburquerque: soy un eterno optimista, por eso creo en las nuevas generaciones

El doctor Rafael Alburquerque, vicepresidente de la República Dominicana, asisitió como orador invitado en el solemne acto de graduación de más de 1,600 estudiantes de la Universidad del Este en San Juan, Puerto Rico.

En su discurso, que por su importancia publicamos en toda su extensión, el doctor Alburquerque anunció el próximo proyecto de capacitación de oficiales de la Policía Nacional dominicana en materia de justicia criminal, por parte de la Universidad del Este.

Además, afirmó que no existe una jurisdicción que tenga mejores características culturales e idiomáticas que Puerto Rico para servir de puente comercial entre los Estados Unidos y Latinoamérica y enfatizó la necesidad de presentar a Puerto Rico y a República Dominicana como destinos de inversión y actividad comercial.

Concluyó exhortando a los jóvenes a ser los forjadores, en el futuro y también en el presente de un fuerte sentido de dignidad, justicia y responsabilidad.

Feliz día a todas las madres

Sobre las madres se han escrito tantas cosas, que se podría llenar una enciclopedia completa en varios volúmenes. Desde las tiernas y sencillas estrofas que aprendemos con nuestros primeros balbuceos, himnos, canciones y poemas, hasta novelas de la talla de ese clásico que es “La Madre”, de Máximo Gorki, que relata la historia de la Revolución rusa a través de la transformación de la mamá del protagonista. Esta mujer –al igual que muchas otras madres, como las de la Plaza de Mayo– sigue a su propio hijo a una causa que piensa justa y luego lo ve reflejado en los ojos de todos sus compañeros de lucha, acrecentando así sus legendario instinto, su capacidad infinita para nutrir, para proteger, para cuidar, para enseñar y para amar. Para entregar la vida por quienes dieron a luz.

Es poco lo que quien escribe podría agregar que sirviera como un homenaje a la altura de las madres dominicanas que celebran hoy su día.

En un mundo donde los valores familiares se han ido desvirtuando progresivamente, en el que la comunicación entre las personas sufre la mutilación de la vida moderna, nuestro pueblo es de los pocos donde aún se venera de corazón la figura casi sagrada de la madre. Y es bueno que así sea. Su “abnegación sin par”, como reza nuestro Himno a las Madres, merece el reconocimiento diario, no sólo el de un día como hoy. Podría escribir un libro completo con las historias que he vivido y presenciado que reflejan esta abnegación. Nuestras madres, tan a menudo padres y madres a la vez, no importa la dificultad de las condiciones materiales en que se encuentren, son quienes logran día a día el avance de nuestra Nación, a través del avance de cada uno de sus hijos e hijas a quienes apoya y alienta sin descanso. Ningún sistema educativo o económico de ningún país podría tener éxito si no fuera por esta contribución callada y constante de casi la mitad de nuestra población adulta.

Gracias a todas y cada una de ustedes. Sin sus esfuerzos cotidianos, sin su apoyo y su ejemplo, nuestro país no sería hoy lo que es.

¡No es momento de cruzarse de brazos!

A continuación, transcribimos el texto íntegro del mensaje del Señor Vicepresidente de la República y precandidato presidencial por el PLD, doctor Rafael Alburquerque, dirigido hace unas horas a la Nación y a los miembros del Partido de la Liberación Dominicana.

Pueblo Dominicano; compañeras y compañeros del Partido de la Liberación Dominicana:

El país se encuentra hoy bajo la amenaza del retorno de la incompetencia al poder y como consecuencia, al caos que eso representaría para la Nación. Ante esa realidad, el PLD no puede permanecer inactivo teniendo un aviso de huracán en la mano. Cruzarse de brazos en este momento sería permitirle al enemigo que avance… Cruzarse de brazos ahora, sería provocar una derrota del PLD en el 2012.

Eso es inaceptable.

Ha llegado el momento de que el Partido de la Liberación Dominicana se active y asuma la responsabilidad de detener la amenaza que representa un retorno del desorden al poder. Ante esa posibilidad no puede haber un PLD cruzado de brazos.

Hay que defender a toda costa lo que se ha logrado y proseguir con lo que falta por hacer. Continuaremos defendiendo a la mayoría que sostiene con su trabajo a la Nación, que sostiene con su contribución al Estado y que reclama un mejor mañana para una nueva generación de dominicanos y dominicanas que desean progresar.

Debemos luchar para garantizar la continuidad de la obra que durante estos años hemos realizado junto al presidente Leonel Fernández. Solo así preservamos el liderazgo de Leonel en el PLD.

Debemos poner en marcha un plan de acción que amplíe la cobertura del seguro de salud a todos los ciudadanos. En eso creo y para eso trabajaré.

Nos proponemos ampliar y fortalecer los programas de protección social, que hoy constituyen las únicas oportunidades que tienen las familias más necesitadas de nuestro Pueblo. En eso creo y para eso trabajaré.

Pondremos en marcha un novedoso programa para estimular la creación de empleos en el sector privado, asumiendo el Gobierno un rol de facilitador para el desarrollo económico y el crecimiento de los sectores productivos del País. Mantener la estabilidad macroeconómica de la Nación es una prioridad. En eso creo y para eso trabajaré.

Tu seguridad y la de tu familia serán el fundamento de un moderno plan estratégico para enfrentar la delincuencia, el crimen organizado y el narcotráfico. Los adelantos tecnológicos, unidos a la capacitación de nuestras fuerzas de ley y orden, serán una prioridad en nuestro próximo gobierno. En eso creo y para eso trabajaré.

Estoy convencido que la inversión más importante que se requiere para que la República Dominicana pueda dar el paso definitivo hacia el pleno desarrollo económico y social, es la educación. Nuestro Gobierno ha iniciado la ruta para lograr una educación de calidad. Vamos a transformar y modernizar el Sistema Educativo en la República Dominicana. En eso creo y para eso trabajaré.

El país se está levantando sobre una base sólida que le permitirá elevarse a la altura de las naciones más desarrolladas; porque está colocando al alcance de los más necesitados la alimentación, la salud, la educación y las facilidades para aspirar a una mejor calidad de vida en la República Dominicana.

Frente a la amenaza que representa el regreso de la incapacidad y el desorden al poder, hago un llamado a la conciencia de cada hombre y mujer peledeista para que activamente asumamos la defensa de la Nación. El momento no es para cruzarse de brazos. Los pocos que así lo hagan, lo sentirán en el peso de sus conciencias.

Peledeístas: ¡No es hora de cruzarse de brazos. Es hora de acción y participación!

Muchas gracias.

Santo Domingo de Guzmán, 3 de mayo de 2011

Solidaridad navideña

Este viernes es Nochebuena y como siempre los dominicanos, no importa su condición social, nos sentaremos a la mesa para celebrar la Navidad. Nacimiento del Niño Dios que conmemoramos cada 25 de diciembre para recordar que la solidaridad debe albergar en nuestros corazones.

Solidaridad con el amigo, que necesita de nuestro consuelo en su desgracia; solidaridad con el compañero, que nos demanda ayuda o colaboración; solidaridad con el que tiene menos que nosotros, para extenderle la mano amiga que alivie su problema; solidaridad con el que nada posee, que apreciará recibir un mendrugo de pan.

Solidaridad es el nombre del programa que en todos estos años ha ejecutado el Gobierno para auxiliar a los hogares carenciados del país; que no es tan sólo la ayuda de un día, sino una estrecha alianza con los más necesitados para que las futuras generaciones puedan educarse, prepararse, tener salud y protección social y de este modo poder salir de la pobreza.

En esta Navidad, reflexionemos sobre el nacimiento de ese Niño, cuya madre dio a luz en un pesebre, en un retablo de animales, en la más absoluta indefensión, y entre todos, autoridades y sociedad civil, arrimemos el hombro para que la solidaridad sea el norte de nuestras vidas.

Para todos los lectores de mi blog y para el pueblo dominicano ¡una feliz Navidad y año 2011 de solidaridad!

Rafael Alburquerque

Por qué estoy visitando las familias de Solidaridad

Durante las últimas semanas he estado visitando a las jefas y jefes de los hogares congregados en los encuentros de Núcleos de Familias Solidarias. Estos núcleos son una forma de organización que reúne unas cuarenta y cinco familias de un mismo sector o comunidad y que, en el caso de estos encuentros, concitan la presencia de más o menos 400 personas.

Hasta el momento he visitado las provincias Pedernales, Barahona, Bahoruco, Puerto Plata y Santiago. Mi propósito es comunicarles personalmente a quienes son titulares de familia ante el Programa Solidaridad, la importancia que tiene su participación activa en el cumplimiento de las corresponsabilidades que contribuyen al desarrollo humano del núcleo familiar, sobre todo en los temas de educación, salud y nutrición. Quise hacerlo personalmente, pues considero que al participar en mi condición de vicepresidente y coordinador del Gabinete de Políticas Sociales, les puedo ofrecer una mayor motivación con respecto a un tema que es de una importancia tan vital para el logro de los objetivos de Solidaridad.

Los encuentros me han ofrecido la oportunidad de intercambiar algunas palabras con personas jefas de hogar, de las que he podido escuchar preguntas y sugerencias acerca del funcionamiento del Programa. Algunas de ellas me expresaron su satisfacción, por considerar que el hecho de que se les invite a “hacer su parte” –como dijo uno de los presentes– significa que el Gobierno le está dando valor al trabajo que sus familias pueden hacer.

Continuaré asistiendo a estos encuentros para, de alguna manera, estar en contacto directo con las familias que integran Solidaridad. Porque, además, tengo la convicción de que sólo juntos: familias, comunidad y Gobierno, podremos construir un mejor futuro, sobre todo para los miembros más jóvenes de los hogares.