Entrega de Tarjetas Solidaridad: Recorriendo el Cibao

La entrega más reciente de Tarjetas Solidaridad fue supervisada personalmente por el Vicepresidente de la República Dominicana, doctor Rafael Alburquerque, en varias provincias de la región del Cibao. El video muestra el proceso de la entrega.

Vicepresidente inicia estudio socioeconómico dirigido a casi dos millones de hogares

En un operativo encabezado por el vicepresidente de la República y coordinador del Gabinete de Políticas Sociales, doctor Rafael Alburquerque, la semana pasada se dio inicio formal al Segundo Estudio Socioeconómico de Hogares Pobres.
 
Este levantamiento de información, que cuenta con el financiamiento del Banco Mundial y la cooperación técnica del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), actualizará los datos de las personas elegibles para ser beneficiadas con los planes sociales del Gobierno, a través de la labor de 5 mil entrevistadores, supervisores y revisores.

Mediante un dispositivo móvil de captura de datos, se colectó información acerca de las condiciones de la vivienda y de los miembros de esta familia de la señora Ada Moscoso Frías, residente en el sector de Villa Francisca, para dejar iniciado este levantamiento, que tocará las puertas de 1.8 millones de hogares en todo el país (más de 6 millones de personas). Durante su visita al hogar de la Sra. Moscoso, el vicepresidente explicó que:

Este segundo estudio socioeconómico va a llegar a todos los hogares de escasos recursos del país y tiene como finalidad poner al día el primer estudio que ya se realizó hace cinco años, para actualizar la información de los hogares que ya son beneficiarios, y al mismo tiempo tocar las puertas de hogares que hasta ahora no reciben los beneficios del Programa Solidaridad”.

Una de las novedades de este segundo estudio es la inclusión en el cuestionario de variables que toman en cuenta las condiciones de salud y vulnerabilidad ambiental que pudieran estar incidiendo en las condiciones de pobreza de estos hogares. En el operativo participan organizaciones civiles e instituciones religiosas locales, tales como Cáritas Arquidiocesana, Fundasur, Fundasep, Centro Nilda Valpiana y la Universidad Central del Este.

Las dos razones para mi precandidatura

Para nadie es un secreto que la administración del presidente Fernández ha sido beneficiosa para los dominicanos y dominicanas. No se puede tapar el sol con un dedo.

Durante el período más reciente, de 2007 a 2010, la época de la mayor crisis financiera mundial desde la Gran Depresión de la década de 1930, según muchos economistas, nuestro país registró un crecimiento promedio de su economía de un 6.1%. En el año 2009, el peor de la crisis, en el que países como los Estados Unidos de América decrecía un 6% y doblaba su tasa de desempleo, República Dominicana tuvo un crecimiento de 3.5%, el más alto de América Latina y el Caribe.

Estos y una serie de datos similares no son simples cifras oficiales, han sido reportadas en informes de organismos internacionales, como la CEPAL, el PNUD y el Banco Mundial. Tampoco son cantidades abstractas; como consecuencia de ellas hay avances muy concretos para la población. Por ejemplo, además de la gran cantidad de importantes obras de infraestructura en las ciudades y campos de nuestro país, hay 74 mil familias, es decir, unas 370 mil personas, que han incrementado su Índice de Calidad de Vida; están las 216 mil madres que hoy envían sus hijos a la escuela en lugar de mandarlos a desempeñar trabajos peligrosos; está el más de medio millón de nuevos empleos creados entre 2004 y 2010; y los 4 millones 100 mil personas protegidas hoy por la Seguridad Social. Estas son apenas algunas muestras; la lista es muy larga, pero no es el tema de este breve artículo.

Es evidente, entonces, para cualquiera que esté interesado en el progreso del país, que la visión de desarrollo de una administración que haya obtenido esa clase de logros debe continuar. No podemos olvidar que lo contrario representó una experiencia muy amarga para nuestro país, durante el período 2000-2004.

Así pues, esta necesidad de continuar, desarrollar y profundizar la obra del presidente Fernández, es la primera razón que me hizo tomar la decisión de lanzarme a la precandidatura. El haber sido honrado con la confianza del doctor Leonel Fernández por dos períodos vicepresidenciales me coloca en una posición única y muy aventajada en cuanto a conocimiento y a experiencia, no sólo de la puesta en ejecución de la política social del Gobierno, sino del manejo inteligente y exitoso de la economía en tiempos de crisis global.

Naturalmente, no es suficiente con la confianza del Presidente. Son las bases del Partido de la Liberación Dominicana quienes tienen la última palabra en el caso de una precandidatura y es el pueblo dominicano en su conjunto, en las elecciones nacionales. Y lo cierto es que, para mi propio asombro, el respaldo que he recibido en los meses recientes es abrumador. Proviene de todos los sectores de la vida nacional y se ha estado manifestando a diario, en todas las formas posibles, desde mucho antes que hubiera considerado siquiera la posibilidad de ser precandidato. Esta es la segunda razón para mi decisión.

En términos personales y como político, me siento en el deber de responder a esta confianza en mi persona, en mis intenciones y en mi capacidad. En mi larga carrera política he tenido la fortuna de trabajar muy de cerca con los dos líderes de mayor trascendencia histórica que nuestro país ha dado a luz, para beneficio de los dominicanos y las dominicanas: Juan Bosch y Leonel Fernández. Dos estadistas y políticos brillantes; dos hombres de honestidad probada, tanto en sus intenciones, como en su accionar. Es tiempo ya de hacer mi propio aporte al progreso de la República Dominicana.

Chispitas Solidarias en el Día Mundial de la Alimentación

El vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, presidió el acto de lanzamiento del Proyecto de Nutrición Materno-Infantil del Programa Solidaridad, el cual tuvo lugar en el Bajo Techo Fernando Tereuel, de la ciudad de la vega, el 15 de octubre. El proyecto abarcará durante su primera etapa a cerca de 3,700 niños y niñas de la provincia La Vega, y llevado a cabo en coordinación con el Programa Mundial de Alimentos (PMA) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social.

El Vicepresidente indicó que a través de este proyecto se proveerán los nutrientes denominados «Chispitas Solidarias» a niños de 0 a 6 años y a madres lactantes, para contribuir con el mejoramiento de la salud de estos segmentos de la población. En tanto que el director del Programa Solidaridad, licenciado Fernando Reyes Castro, informó que el Gobierno invertirá 80,000 dólares en la primera etapa del Programa, en tanto que el PNUD aportará otra partida de recursos para materiales didácticos y otras áreas. La representante del PMA, Edith Rodríguez, señaló que la primera etapa del proyecto se extenderá hasta diciembre de este año, y que abarcará las provincias del Cibao Central, en la Región 8 de Salud, como Bonao, La Vega, Moca y Santiago.