Los hombres pueden caer, pero los principios no

Ayer 25 de septiembre se cumplieron 48 años del golpe de Estado al gobierno constitucional de Juan Bosch. En la madrugada del día 26 el Profesor Bosch dirigía la siguiente proclama al pueblo dominicano:

Ni vivos ni muertos, ni en el poder ni en la calle se logrará de nosotros que cambiemos nuestra conducta. Nos hemos opuesto, y nos opondremos siempre, a los privilegios, al robo, a la persecución, a la tortura.

Creemos en la libertad, en la dignidad y en el derecho del pueblo dominicano a vivir y a desarrollar su democracia con libertades humanas, pero también con justicia social.

En siete meses de gobierno no hemos derramado una gota de sangre ni ordenado una tortura; ni hemos aceptado que un centavo del pueblo fuera a parar a manos de ladrones.

Hemos permitido toda clase de libertades y tolerado toda clase de insultos, porque la democracia debe ser tolerante; pero no hemos tolerado persecuciones ni crímenes, ni torturas, ni huelgas ilegales, ni robos, porque la democracia respeta al ser humano y exige que se respete el orden y demanda honestidad.

Los hombres pueden caer, pero los principios no. Nosotros podemos caer, pero el pueblo no debe permitir que caiga la dignidad democrática.

La democracia es un bien del pueblo y a él le toca defenderla. Mientras tanto, aquí estamos, dispuestos a seguir la voluntad del pueblo.

Juan Emilio Bosch Gabiño

Casi medio siglo después esas palabras son tan pertinentes como entonces.

Solidaridad: líder de la nueva generación de programas de transferencias condicionadas


En el barrio de La Gallera, en las afueras de Santo Domingo, cientos de niños y jóvenes pasan el día en las calles, ajenos a los grupos de turistas que recorren el centro de la ciudad. A pesar de las altas tasas de desempleo y de la situación de pobreza, la vida transcurre tranquila. Dayana Gómez, una joven del barrio, embarazada de su cuarto hijo, nos cuenta del programa de transferencias condicionadas llamado “Solidaridad”. “Antes de que existiera el programa, mi marido y yo teníamos problemas para llegar a fin de mes. Las cosas no son fáciles acá y menos con una familia a tu cargo”.

La historia de la familia Gómez no es muy diferente de las de otros cientos de miles de hogares en la República Dominicana. Pero muchas de esas historias están cambiando desde que se lanzó Solidaridad, un programa con apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) mediante el cual más de 500 mil familias en situación de pobreza reciben transferencias de efectivo de la red de protección social del Gobierno dominicano, a cambio de que estas cumplan con una serie de responsabilidades en el ámbito de la salud y la educación.

“Ahora, al menos tengo suficiente para comprar las cosas básicas para la casa y mis hijos están yendo a la escuela”, continúa Gómez. “También los llevo al centro de salud cuando el doctor nos los dice. El mayor, que tiene 14, acaba de empezar la secundaria”, comenta Gómez.

El programa Solidaridad, que en la actualidad beneficia al 76% de los hogares en extrema pobreza del país, se ha convertido en la principal herramienta de inversión en capital humano entre esta población desfavorecida.


Así comienza el artículo llamado “Transferencias ayudan a dominicanos.| Programa Solidaridad, contribuye a reducir la pobreza en República Dominicana a más de 500 mil familias”, publicado hace cuatro días en el sitio web del BID.

En el documental producido por el BID, Ignez Tristao, economista brasileña con un doctorado en Economía de la Universidad de Maryland, Estados Unidos, y las especialidades de Economía de la Salud y Economía laboral, de la División de Protección Social del BID, afirma que:

República Dominicana, después de sus dos años de trabajo, está liderando la nueva generación de programas de transferencia condicionada. Eso nos demuestra que los programas de tranferencia condicionada pueden llegar más allá que solamente aumentar el uso de servicios; realmente pueden tener resultados, en términos de mejorar la salud de las personas, la salud de los niños, la salud de las mujeres embarazadas y realmente mejorar el conocimiento que los jóvenes y niños pueden tener en la escuela.

El Programa Solidaridad, bajo la dirección del licenciado Fernando Reyes Castro, es parte fundamental del Gabinete de Políticas Sociales, a cargo del vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque.

¡Feliz cumpleaños, Profesor!

Un día como hoy, hace ya 102 años, nació en la ciudad de La Vega quien sería forjador directo e inspiración de quienes forjan la historia de nuestro país.

Su filosofía, su experiencia, su propósito inquebrantable, su ejemplo, sus constantes lecciones sobre la historia, sobre la política, sobre la vida, hacen que Don Juan viva entre su pueblo cada día, como nació y vivió desde aquellos primeros días en La Vega de sus amores.

Juan Bosch no es la clase de figura histórica que se recuerda sólo uno de los 365 días del año. Cualquier dominicano o dominicana que comparta sus ideales de una patria mejor, su amor por nuestro pueblo y su dedicación incansable por servirle, debe alegrarse y sentirse profundamente orgulloso de que haya nacido entre nosotros.

Rafael Alburquerque: soy un eterno optimista, por eso creo en las nuevas generaciones

El doctor Rafael Alburquerque, vicepresidente de la República Dominicana, asisitió como orador invitado en el solemne acto de graduación de más de 1,600 estudiantes de la Universidad del Este en San Juan, Puerto Rico.

En su discurso, que por su importancia publicamos en toda su extensión, el doctor Alburquerque anunció el próximo proyecto de capacitación de oficiales de la Policía Nacional dominicana en materia de justicia criminal, por parte de la Universidad del Este.

Además, afirmó que no existe una jurisdicción que tenga mejores características culturales e idiomáticas que Puerto Rico para servir de puente comercial entre los Estados Unidos y Latinoamérica y enfatizó la necesidad de presentar a Puerto Rico y a República Dominicana como destinos de inversión y actividad comercial.

Concluyó exhortando a los jóvenes a ser los forjadores, en el futuro y también en el presente de un fuerte sentido de dignidad, justicia y responsabilidad.

Rafael Alburquerque: Educación de calidad e innovación

El vicepresidente de la República, Rafael Alburquerque, junto a autoridades del Ministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología recibieron al grupo de jóvenes ganadores de la Competencia Nacional de Planes de Negocios 2010. El encuentro, se realizó ayer en el Salón Verde del Palacio Nacional, con la presencia de inventores y creadores de proyectos relacionados con la elevación de la producción agrícola, seguridad, informática y salud.

Los jóvenes compartieron e intercambiaron ideas con el Vicepresidente y el director del Programa Nacional de Emprendurismo, Orlando Pérez.